Esterilizar a mi perro

Esterilizar a mi perro

España en uno de los países con una de las tasas de esterilización más bajas de Europa.

Muchos dueños de animales desconocen que con la esterilización se consigue reducir el riesgo de infecciones uterinas, tumores de mama, quistes ováricos y se evitan las complicaciones postparto, así como los embarazos psicológicos y los cambios en el carácter de la perra, cuando está en celo.

No se dan cuenta que cada año, miles de perros y gatos de todas las edades y razas son sacrificados o sufren como perros callejeros.
Estos números altos son el resultado de camadas no planificadas que podrían haber sido prevenidas por la esterilización o castración.

La esterilización no conlleva contraindicaciones o secuelas para la salud del animal y se puede practicar a cualquier edad.

En qué consiste la esterilización

La esterilización consiste en una intervención quirúrgica, que se realiza con anestesia.

La recuperación de la operación es rápida y la intervención no implica riesgo para la vida del perro.
Los machos necesitan tres días para recuperarse y en el caso de las hembras, una semana.

Las probabilidades de sufrir alguna complicación durante o después de la operación son escasas, pues es un procedimiento rápido y seguro. Lo más importante son los cuidados postoperatorios.

No conlleva contraindicaciones o secuelas para la salud del animal y se puede practicar a cualquier edad.

Ventajas de la esterilización

    En los machos:

  • La esterilización en los perros además de prevenir crías no deseadas, previene el cáncer a los testículos, si se lo realiza antes de los seis meses de edad.
  • Tu perro no querrá vagar fuera de casa.
    ¡Un macho intacto hará simplemente casi cualquier cosa para encontrar una compañera!
    Esto incluye escapar de casa lo que conlleva que se pierdan o los atropellen por correr detrás de una hembra.
  • Si tu perro se llega a perder, no tendrá cachorros en la calle y sufrirá menos con las peleas de perros ya que los demás perros no lo verán como rival cuando haya una hembra en celo.
  • Evitas enfermedades de transmisión sexual que SI existen en los perros y son mucho más comunes de lo que nos imaginamos. Por cierto muy dolorosas y difíciles de tratar.
  • Y por último queremos destacar que tu perro no tiene porqué engordar. Y si ocurriera, con una dieta adecuada se puede corregir el sobrepeso .
    Después de esterilizar consulta con el veterinario el cambio de dieta por una que se adapte a sus nuevas necesidades.
  • En las hembras:

  • La esterilización de las perras elimina su ciclo de calor, eliminando sangrado regular y el llanto incesante y comportamiento nervioso que a menudo acompaña el calor del ciclo.
  • Evita las molestias derivadas de la menstruación, como la incómoda persecución de los perros.
  • Previene los embarazos psicológicos, que producen cambios de carácter.
  • Reduce el riesgo de infecciones uterinas, tumores de mama y quistes ováricos.
  • No hay riesgo de embarazos no deseados, con las consecuentes camadas indeseadas que, en muchas ocasiones, no se pueden atender.

Ten en cuenta que la esterilización implica para el animal calidad de vida y no cambios de carácter o renunciar a su vida sexual.
De todas maneras siempre que tengamos dudas, el veterinario es quien mejor nos puede asesorar sobre la técnica más adecuada para nuestro animal.

Esterilizar a mi perro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *