¿Es obligatorio que le ponga el chip a mi mascota?

En España, la ley obliga a identificar a los animales de compañía, incluso a los gatos que no salen de casa. Es obligatoria la identificación de perros y gatos, en el plazo de tres meses desde su nacimiento o de un mes desde su adquisición.

Aunque la ley no especifica que la identificación tiene que ser con un microchip cada vez son más las comunidades autónomas que obligan a implantar el sistema electrónico.
Consiste en la implantación de un microchip en el lado izquierdo del cuello, estará formado por un código alfanumérico de un número de dígitos tal que sea único para cada animal.

La información relativa al perro o gato queda registrada en la base de datos del Censo Canino que tiene cada Comunidad Autónoma, en el que se almacena la información relativa a cada chip (el nombre del dueño, su dirección y uno o dos teléfonos de contacto).

Si se produjera un cambio de propietario o de domicilio, nos tendremos que poner en contacto con nuestro veterinario, que nos hará firmar los impresos correspondientes para que el cambio figure en la base de datos.

Este método tiene ventajas importantes:

  • En caso de pérdida del animal, tanto veterinarios como protectoras y autoridades (SEPRONA), mediante un lector, pueden acceder a nuestros datos.
  • La identificación por chip ayuda a evitar el abandono, ya que la ley castiga con sanciones bastante elevadas a las personas que abandonan o maltratan a un animal. De esta manera, se puede probar quién es el propietario y responsable legal de un animal maltratado o abandonado.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *