Apadrinar un perro

Apadrinar un perro

Si eres de esas personas que por falta de tiempo u otras limitaciones, no pueden disfrutar de una mascota en casa, te aconsejamos que optes por el apadrinamiento.

No te lo pienses, sin duda, es una excelente forma de ayudar a todos aquellos animales que necesitan otra oportunidad.

Qué supone apadrinar un animal

Apadrinar un animal consiste en dedicar una pequeña cantidad de dinero mensualmente para paliar las necesidades básicas del animal acogido: comidas, limpieza, medicamentos, etc..

En algunos casos, también se da la opción de pasear a los perros, hacer actividades con ellos e, incluso, cuidarlos unos días en casa.

La gran mayoría de las asociaciones y protectoras nos ofrecen en sus páginas web la forma de apadrinar a uno o más de sus animales y cada una tiene sus propias normas al respecto.

Nosotros te aconsejamos que contactes con la protectora más cercana a tu domicilio, de esa manera te será más fácil hacer visitas a tu apadrinado.

Piensa que hay animales que por su edad avanzada o por las condiciones en las que llegan a las protectoras (enfermos, heridos, maltratados, mutilados…) tienen menos posibilidades de ser adoptados.
Apadrinándolos los harás un poquito más felices y les darás la oportunidad de tener un “dueño” para ellos solos, aunque sea unas horas durante la semana. Seguro que ellos te recompensarán con creces.

Pasos a seguir para apadrinar

– Ponerse en contacto con una asociación, protectora o albergue de animales que contemple la opción del apadrinamiento.

– Aunque ya hemos dicho antes que no hay una norma general, lo más frecuente es que tengas que rellenar un formulario con los siguientes datos de la persona que apadrina: nombre, dirección, teléfono…

– Por último ajustar la forma de pago para la manutención del perro en el albergue.
No son cantidades muy cuantiosas y sirven para atender las necesidades básicas del perro mientras vive en el albergue: alimentación, atención sanitaria, adquisición de accesorios, como una correa o una colchoneta para dormir.

Una persona puede apadrinar a uno o varios animales. No hay un tiempo obligatorio de permanencia como padrino, es decir, los padrinos se pueden dar de baja cuando consideren oportuno. Quienes hacen actividades con su animal fuera del albergue, deben ser mayores de edad.

Apadrinar un perro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *