Proyecto Perro Amarillo

Actualmente se está promoviendo el Proyecto Perro Amarillo o Yellow Dog Project.
Una iniciativa que lo único que pretende es fomentan el respeto a los animales, en este caso mediante un lazo amarillo atado a la correa de nuestro perro para que las personas sepan que deben dejar espacio.
El lazo indica que el perro no puede estar demasiado cerca de otros perros, niños o adultos.

Como no podemos estar paseando a nuestra mascota y explicando a cada persona que pasa porque necesitamos en ese momento un paseo relajado y sin socialización, la etóloga Tara Palardy fue la ocurrente de este sencillo y eficaz sistema mediante el cual ponemos un lazo amarillo a nuestro perro en la correa para indicar que no quiere relacionarse ese día.

¿por qué un perro puede necesitar espacio?

Aunque la gran mayoría de los perros están bien socializados y agradecen de buen gusto una caricia o un saludo durante sus salidas al aire libre, esto no siempre es así.
Se pueden dar las siguientes circunstancias:

1. Perros que acaban de salir de operaciones,
2. Perros que sufren achaques por la edad,
3. Perros que acaban de ser adoptados y que necesitan primero explorar su entorno y habituarse a su nuevo dueño antes de poder socializarse y ser amables con niños u otros perros,
4. perros que han tenido una mala experiencia con otro perro,
o simplemente no es del tipo de perro amistoso que siempre quiere saludar y jugar.

De esta manera “El lazo amarillo del perro puede servir para alertar de que está en pleno proceso de educación profesional o indicar una necesidad de espacio temporal, cuando, por ejemplo, el can se recupera de una operación”,

También muchos perros adoptados han padecido experiencias negativas que explican que necesiten volver a confiar en las personas.
Estos perros pueden ser poco sociables al principio o asustadizos. “Para ellos, las salidas al parque pueden ser un momento estresante, y portar un lazo amarillo supone una ayuda para el can durante esta etapa de adaptación a su nueva vida”, explica la Asociación Nacional de Amigos de los Animales.

Bueno pues ya lo sabes si tu perro es asustadizo, ha sido operado y necesita tranquilidad, rehúye de los niños o tiene problemas para relacionarse con otros canes, una forma sencilla de advertirlo es con la colocación de un lazo amarillo en su correa: una señal simple que avisa al resto de viandantes de que tu mascota necesita espacio, es decir, que le dejen tranquilo.

Proyecto Perro Amarillo / Yellow Dog Project

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *